Hector Fernando Franco

La voz del fútbol local

Franquito nos cuenta sobre su vida en Young durante una charla distendida, conversando con la misma voz intensa y articulada con la que relata un emocionante partido.

Héctor Fernando Franco Sánchez empezó a los 17 años su carrera como locutor de radio, y sigue hasta el día de hoy, con 46 años, como el vínculo entre los hinchas y lo que pasa minuto a minuto en las canchas de nuestra ciudad.

¿Siempre viviste en Young?
Soy younguense, pero quedé muy enfermo cuando tenía tres meses, tuve bronconeumonía, entonces me trasladaron urgente a Paysandú, donde me salvaron la vida. Hasta los 8 o 9 años viví allá y después volví para el pueblo.

¿Cómo empezó tu gusto por el fútbol y la radio?
El fútbol siempre me gustó desde chico. Mi madre me decía que iba a aprender a caminar atrás de una pelota (risas). Siempre nos juntábamos con los chiquilines en el campito, estuve vinculado a los juveniles de Miramar hasta los 16 o 17 años. Vi que no era lo mío, que era un desastre, pero me gustaba mucho la radio. No me perdía ningún relato de partido de fútbol, tanto de la radio local como de Montevideo o radios argentinas. Y de ahí aprendí de a poquito.

¿Cuándo fueron tus inicios en la radio?
Con 17 años, el 20 de julio de 1987, junto a Alejandro Barchi. Empecé en Radio Young, trabajando en “Mundo Deportivo” con los hermanos Núñez, Carmelo González, Eduardo Tabarez, Oscar Apollonia y Luisito Sosa. A mí siempre me gustaron los relatos.

La pasión mía es relatar. A veces me pedían en la calle o en el liceo para relatar fútbol o me hacían inventar goles.

En el liceo el profesor estaba dando clases de matemáticas, física o historia, y yo aparecía relatando fútbol que no tenía nada que ver (risas).

¿Ese fue tu primer laburo?
No, desde chico me gustaba trabajar. Vendí diarios, carpí tierra, hasta fui parlante callejero. Papá vivía en Paysandú y cuando no había agua en los barrios yo salía a repartir agua potable con él en los caballos. Desde chico siempre me gustó tener mi dinero.

Oficios de Franquito

¿Desde los 17 años que estás en las radios?
Si, estuve cinco años fuera de la radio. Después me llamaron de Imagen FM en el 2014 y actualmente estoy en Alternativa FM con Luis Suárez. Conducimos “Tercer tiempo”, todos los domingos de 10:30 hasta las 14:00. Aparte hace 13 años soy delivery en una pizzería (en el Club Social), y cartero de Tiempost. Todo el día ocupado.

¿Estudiaste locución?
Algo llegué a hacer con mi primo, Raúl Ruppel, pero no alcanzamos a terminarlo porque la profesora dejó de venir. Antes soñaba con vivir de la radio, pero no te da, tiene que ser como otra cosa extra, y más en un medio chico.

El fútbol me ha llevado a conocer varias ciudades y personas. El más grande que conocí fue Obdulio Varela. En las Eliminatorias de 1989, justito había una excursión para el Estadio Centenario y nos invitó un amigo que iba para la casa de Obdulio. Y ahí aparecimos como 40 personas en la casa.

Después el Bocha Cardaccio, Santiago Ostolaza, el Bomba Villar, montón de personalidades. Te abre fronteras, te hace conocer mucha gente, mucho mundo, muchos escenarios que no soñaba en conocer.

Tuve ganas de involucrarme en algún medio de Montevideo, pero varios me dijeron que, si no tenés alguien que te banque, no podés llegar. Las mejores escuelas son las radios del interior, ahí aprendés de todo.

Franquito y Gustavo Batista en “Tarde o Temprano”

¿Cómo aprendiste a trabajar la voz?
Solo nomás, más algunos rezongos que me hacía el Negro Manuel Gustavo Batista. Se encerraba en un cuarto conmigo y estaba tres horas enseñándome a leer, a pronunciar y a vocalizar. De a poco la fui llevando.

¿Cuánto tiempo trabajaste con Gustavo Batista?
Un gran padrino, una gran persona, un gran amigo. Le debo muchísimo. Marcamos historia en “Tarde o Temprano”, donde trabajé 11 años con él.

Pasa que yo también caí en un pozo, fui alcohólico, pero la luché, la remé y por suerte lo superé. Fue un momento duro en mi vida, pero gracias a mi familia y mis amigos, ya hace tres años que dejé.

¿Quién es tu relator preferido?
Yo he escuchado muchos, como Eduardo Vera, Walter Hugo García Da Rosa, Julio Rivas Corbo, Carlos Muñoz, pero hoy en día mi ídolo es Javier Máximo Goñi. Incluso siempre lo miro en la televisión en el programa que él tiene, él es mi relator favorito hoy por hoy. Antes también escuchaba a Víctor Hugo Morales, pero ahora está muy argentinizado, no lo escucho mucho.

¿La gente apoya que hayas vuelto?
Sí, la gente está contenta, feliz de que haya vuelto. Yo no quería volver a la radio porque ya estoy con 46 años y pensaba que había cumplido un ciclo, pero no, todo lo contrario, todos me dan para adelante.

Seguí leyendo...

Los Toros Rugby de Young

Los Toros y Las Pampas

En Young, el rugby tiene sus inicios en 1980, en el Colegio San Vicente de Paul. Con el tiempo, se fue gestando la idea de crear un club para identificarse.

Johann Pauluk

Dedito mágico

En junio de 2005, con apenas tres meses de vida, sus padres reciben la triste noticia de que su hijo padecía un tumor maligno que afectaba sus dos ojos.

Guillermo Centurión, golero juvenil de Nacional

Golero peligro

En una final clásica de juveniles en Montevideo, Guillermo Centurión marcó un gol en una jugada insólita que se esparció por el mundo.

Alfredo Navarro caminando en Plaza Independencia de Young

Ver más allá del horizonte

A sus 8 años un tumor cerebral hizo que perdiera su visión por completo, pero eso no le impidió lograr sus metas y llevar una vida con total independencia.