Carolina Benitez (dentista en Young) junto a su madre, Mirtha Arévalo

Una sonrisa al volver

Su decisión de estudiar odontología nace en su propia casa, luego de leer sobre la profesión en uno de los libros que su madre, Mirtha Arévalo, tenía cuando era profesora de biología.

Además, al contrario que muchos niños y niñas, ella disfrutaba de ir al dentista y le generaba curiosidad ese trabajo. Casi decidida, una colega que estaba estudiando lo mismo la terminó de convencer de seguir la carrera que hasta el día de hoy, a sus 40 años, le produce inmensa satisfacción: “me recibí con mi primera hija en brazos, ella tendría unos 3 o 4 meses en ese momento.”

Carolina Benitez, dentista en Young

Actualmente, Carolina vive en Montevideo con su esposo, Eduardo Del Baglivi, y tres hijas, Francesca (12), María Inés (7) y Pilar (5) y atiende en su propio consultorio junto a una socia colombiana.

Si bien no reside en Young, ella sentía que debía retribuirle a la ciudad que la vio crecer, y por eso, en 2015, se aventuró a instalar una clínica en este pequeño rincón del interior con el objetivo de “darle a la sociedad un pedacito de mi profesión, traer algo de lo que aprendí, porque mis raíces están en Young.”

Por lo tanto, su visión respecto a este emprendimiento es “lograr que toda la población tenga acceso a tratamiento odontológico. Yo pienso que esta es un área que no está cubierta en la ciudad porque es muy costosa.”

Quería darle a la sociedad un pedacito de mi profesión, traer algo de lo que aprendí, porque mis raíces están en Young.

Ese elogiable motivo fue el que la guió a adquirir tecnología de punta, tales como un motor de endodoncia y un láser dental, con los que ya viene trabajando desde hace 5 años y ha obtenido “resultados brillantes” en sus pacientes.

“El láser es algo bastante nuevo en Uruguay, pero está dando muy buenos resultados acá en la ciudad. Es uno de los futuros de la odontología porque ya se está estudiando para sustituir la turbina y la anestesia, que son unos de los miedos de los pacientes.”

Carolina Benitez en su consultorio

Algunos de los usos del láser son el tratamiento de aftas, lesiones traumáticas en la boca, gingivitis (encías inflamadas), herpes simple y para aliviar el dolor, o como los profesionales lo llaman, hipersensibilidad dentinaria.

Otra función del láser que Carolina está trayendo es la de estética: “el blanqueamiento dental se hacer por medio de una luz fría que en 18 minutos ya se nota la diferencia del paciente. A veces son dos o tres aplicaciones, dependiendo del color que se quiera bajar, pero el resultado es inmediato.”

Además, la clínica brinda asistencia en implantes dentales y tratamiento de conductos, lo cual les permite atender una amplia variedad de casos.

Mi visión es lograr que toda la población tenga acceso a tratamiento odontológico. Yo pienso que esta es un área que no está cubierta en la ciudad porque es muy costosa.

Por otra parte, Carolina apunta a continuar profundizando en su profesión y mantenerse al día con las últimas técnicas para así “aplicar lo aprendido en mis pacientes.”

Es por eso que desde el año pasado está cursando un Máster en Láser Odontológico a cargo de la Universidad de Aachen (Alemania) desarrollado en las instalaciones de la Universidad FASTA (Argentina).

De entre 20 profesionales latinoamericanos, Carolina es la única uruguaya.

La especialización consiste en tres módulos: el primero y el segundo dictados en Argentina y el tercero directamente en Alemania.

Carolina Benitez y Yossana Wynants atendiendo paciente

En definitiva, la esencia de su trabajo es “hacer todo con mucho esfuerzo y dedicación. Saber que ante todo estás trabajando con una persona, es importante lograr empatía y confianza para generar un vínculo que motive al paciente a involucrarse con el tratamiento y así ver los resultados esperados.”

Seguí leyendo...

Johann Pauluk

Dedito mágico

En junio de 2005, con apenas tres meses de vida, sus padres reciben la triste noticia de que su hijo padecía un tumor maligno que afectaba sus dos ojos.

Majo Medina

Emprendedora de acá a la China

Majo es una joven younguense con menos de 30 años y mucha historia por contar. La que nos comparte hoy empieza en Young y termina, literalmente, en China.

Escudo de la camiseta de Young Universitario

Universitarios con amor por la albirroja

Alejandro Rabino, precursor del equipo de fútbol Young Universitario, nos cuenta la experiencia vivida en estos primeros meses.

Robert Carmona entrenando

Récord a la perseverancia

Con 54 años, y por tercer año consecutivo, Robert Carmona mantiene un increíble Récord Guinness: el de jugador de fútbol profesional en actividad más veterano del mundo.